Logo

Este es un sitio de Branded Content, creado por Studio DF, área de generación de contenido de Diario Financiero.

"
José Ignacio Bernal, director ejecutivo de la Región Pacífico en Rappi: “El tiempo da experiencia, enseña y nos permite aprender de acciones pasadas”
Desde Lima dirige la operación de Rappi en Perú, Ecuador y Chile. Después de varios años trabajando en la app de delivery de comida tiene algunas lecciones que puede compartir en torno al tiempo, su uso y organización, en un mundo tan exigente y competitivo como el de las startups, donde cada segundo es extremadamente valioso.

Desde Lima dirige la operación de Rappi en Perú, Ecuador y Chile. Después de varios años trabajando en la app de delivery de comida tiene algunas lecciones que puede compartir en torno al tiempo, su uso y organización, en un mundo tan exigente y competitivo como el de las startups, donde cada segundo es extremadamente valioso.

A finales de 2021, José Ignacio Bernal dejó de liderar únicamente la operación de Rappi en Perú y Ecuador, y tomó el timón de la región Pacífico, para sumar a Chile a los dos países que ya estaban bajo su responsabilidad. Parte de su rol en la app de tecnología que nació en Colombia y que hoy opera en cerca de 250 ciudades en América Latina es acelerar la expansión y los negocios en esos tres países, que además están entre los más importantes para la firma, por el crecimiento que han venido experimentando en los últimos años.

Así que el tiempo no es algo que le sobre. Pero el balance que hace tras reflexionar cómo lo maneja, ordena y prioriza es, en general, positivo. “El tiempo es, sin duda, uno de los bienes más preciados y muchas veces, por considerarlo infinito, no prestamos atención a ello”, comenta el ejecutivo.

“El tiempo es, sin duda, uno de los bienes más preciados”.

Cree que a medida que las personas van creciendo y adquiriendo nuevas responsabilidades son más conscientes de su valor. Y en eso se incluye, mientras asegura que hoy le toma mucho más peso que antes a la importancia de administrar ese activo intangible con inteligencia, incluso emocional: “El tiempo da experiencia, enseña y nos permite aprender de acciones pasadas”.

A sus ojos, la pandemia hizo que el tiempo se transformara en algo “más visible” para la mayoría de las personas, porque muchas empezaron a cuestionarse ciertas rutinas que tal vez antes se aceptaban sin pensar. Se refiere a la discusión que se abrió con la irrupción del teletrabajo, y sobre si es necesario o no asistir a la oficina todos los días, especialmente por el tiempo que se debe invertir en traslados.

“La clave de nuestra estrategia de entregas de diez minutos o menos, turbo, ha ayudado a que las personas puedan ocupar esos minutos acumulados en un día o una semana, en cosas que disfrutan”.

Otro ejemplo que sugiere está muy relacionado a las lecciones aprendidas de su rubro, pues dice que con el boom del delivery muchas personas empezaron a cuestionarse si es realmente provechoso ir todas las semanas al supermercado cuando existe la posibilidad de comprar a través de una app. “Desde Rappi, por ejemplo, somos un gran facilitador para los consumidores. La clave de nuestra estrategia de entregas de diez minutos o menos, turbo, ha ayudado a que las personas puedan ocupar esos minutos acumulados en un día o una semana, en cosas que disfrutamos o nos apasionan, como clases de idiomas, natación, pasar tiempo con nuestros seres queridos, una caminata o viajar”, comenta.

También admite que las responsabilidades de su cargo y las complejidades de la rutina a veces marcan límites en su tiempo personal: “Me encantaría compartir mayor tiempo con mi familia y amigos. Lógicamente comparto tiempo valioso con ellos, porque son una de mis grandes prioridades, pero este es un aspecto en el que me gustaría poder profundizar aún más”, confiesa.

“Para una buena organización, la comunicación es la clave y esto aplica tanto para el equipo de trabajo que lidero como para la división de tareas dentro de mi familia”.

¿Cómo organiza su tiempo? Bernal cuenta que los domingos, antes de iniciar la semana laboral, visualiza su calendario, setea prioridades y evalúa qué reuniones virtuales o presenciales pueden verse por otros canales. “Para una buena organización, la comunicación es la clave y esto aplica tanto para el equipo de trabajo que lidero como para la división de tareas dentro de mi familia. Igual creo que es un aprendizaje permanente y constante, porque lo que puede funcionar en un período, puede no funcionar el año próximo”, añade.